José Guarc Pérez

JOSÉ GUARC PÉREZ

En la mañana del día 24 de febrero de 2012 nos dejó José Guarc Pérez, nacido en Valdealgorfa (Teruel) en 1942 y residente en Pinsoro desde 1970 hasta el 2009. Sacerdote-trabajador manual, poseía el título de grado en Teología por la Universidad de Salamanca, así como el de Gerente de Empresas Cooperativas.

 

 

 

 

Autor de “Pinsoro, un pueblo en los riegos de las Cinco Villas”, “Los colonos pioneros en las Bardenas”, “Valdealgorfa en la historia (de los inicios al s XVIII)”, “Pegados a la tierra”, “Valdealgorfa en la historia (siglos XIX y XX)” e “Iglesia y sociedad rural (siglos XIX y XX)”.

Colaborador en diversos periódicos y revistas, tales como Heraldo de Aragón, El Día, ABC, Noticas Obreras, Suessetania e Iglesia en Zaragoza. Perteneció al consejo de redacción de la revista “Tierras de Aragón” y “Militante”, siendo director de esta última desde el año 2004.

Colgó la sotana junto a otros compañeros durante unos años en solidaridad con Wilberto Delso, “el cura de Fabara”, siendo también miembro de la Fundación Wilberto Delso.

Fue miembro fundador de la U.A.G.A que buscaba poner fin a los problemas del campo, impulsor de la asociación de Vecinos Moncayuelo de Pinsoro y miembro activo durante muchos años con la intención de gestionar y solucionar los problemas del pueblo así como partícipe de la coordinadora de asociaciones de los pueblos para dar salida a los problemas de la comarca.

Estuvo muy involucrado con el Movimiento Rural Cristiano, trabajando en él y difundiéndolo, y sin duda fue defensor y percusor de la Ermita de nuestra señora Santa María de la Bardena.

Tras jubilarse viajó a Brasil a conocer en profundidad los Consejos Rurales de la Iglesia dónde también participó en el Foro Social Mundial de Porto Alegre y en el que se vinculó a Vía Campesina.

Además de todo esto fue un vecino más de Pinsoro involucrado en nuestra vida cotidiana y nuestros problemas. Pasó casi 40 años de su vida entre nosotros, y aún no nos lo podemos creer, la mayoría guardamos en nuestra memoria la última vez que lo vimos en el balcón del ayuntamiento, la víspera de fiestas de Pinsoro dando el pregón al que había sido invitado como muestra del cariño que le teníamos. A continuación ponemos una de las lecturas que se hizo en su funeral en Valdealgorfa:

 

DESPEDIDA DE JOSÉ

Aquí estamos José, tanto preguntarnos, ¿cuándo vais a venir a mí casa, a mi pueblo?, quién nos lo iba a decir, que íbamos a venir a darte el último adiós.

Tú, siempre con prisas, parecía que te iba a faltar el tiempo para todo y hasta para morirte has tenido prisa, sin darnos tiempo para poder despedirnos como nos hubiera gustado.

Parece, como si lo hubieras intuido que tu final estaba cerca, nos sorprendiste con tu marcha después de 40 años entre nosotros, pero en esta ocasión nos diste a todos la oportunidad, de demostrarte en la fiesta de despedida, el cariño que te teníamos.

Quisiste cumplir tu sueño de ir a Brasil, tú, allí con los más humildes, con los de sin tierra. Después quisiste quedarte cerca de tu familia, a la que añorabas. Y ahora nos vuelves a sorprender con tu marcha, aunque realmente no te vas, un trozo de ti estará siempre entre nosotros y en todos aquellos que te queríamos y que tantas cosas compartimos contigo.

Tú, que optaste por el mundo rural, con todas sus pobrezas y problemas.

Tú, que siempre has predicado con el ejemplo, que has estado entre nosotros, hombro con hombro, igual en organizaciones, como en el surco de la tierra.

Tú, que te hiciste trabajador manual, para ponerte a nuestra altura y entendernos mejor.

Tú, despertador de conciencias, nos enseñaste que la fe tiene que ir unida a la vida, que la fe debía llevarnos al compromiso, dando otra imagen de iglesia más cercana y comprometida y nos complicaste la vida, siendo personas inquietas, criticas y comprometidas en nuestro medio.

Tú, que te desviviste, por el Movimiento Rural Cristiano, por la revista Militante, que tantos quebraderos de cabeza te ha dado.

Tú, que has batallado tanto, junto con personas creyentes como no, que tanta huella has dejado en la comarca y en todos nosotros.

No podemos pensar ni un solo instante, que nos vas a dejar así de solos, estamos convencidos, que estarás en medio de nosotros, como siempre, alentándonos, apoyándonos en todo lo que hacemos y velando por todos nosotros.

Por último José quiero decirte, que hemos traído tierra de Valareña, El Bayo y Pinsoro, para que junto a la de Valdealgorfa Descanses en Paz.

Hasta siempre José.

Ahora dejemos que hable el silencio.

 


 

 

Leave a comment

Your email address will not be published.


*